domingo, 18 de febrero de 2018

Memory's blade - Spencer Ellsworth


Hoy voy a comentar la última parte de la trilogía de novelas breves Starfire de Spencer Ellsworth. La primera parte, A red peace, me sorprendió gratamente: un universo rico y original, personajes carismáticos, giros interesantes de guión y una mezcla de fantasía y ciencia ficción muy entretenida y que prometía mucho. 
En cambio la segunda parte, Shadow sun seven, fue una decepción, ya que sufre del típico síndrome del segundo libro, y la historia que se contaba se intuía que era de relleno y prescindible en la trama general de la saga. El final en cliffhanger y las buenas sensaciones que me dejó la primera novela provocaron que no abandonase la historia  y que le diese una oportunidad a la tercera parte. Bueno, y el hecho que son novelas breves... me lo hubiese pensado más si llegan a ser novelas de 400 páginas.

Una vez leída la tercera novela la sensación de que gran parte de la segunda no era necesaria se reafirma, pero también debo admitir que se recuperan las virtudes de la primera entrega. Por eso, con una visión conjunta de las tres, voy a recomendar la lectura de la saga.
En esta última entrega la acción es emocionante y tiene sentido dentro de la historia, los misterios se resuelven de manera satisfactoria y el enfrentamiento que se veía venir desde la primera novela entre dos de los protagonistas está explicado de una forma original y convincente. Además hay un par de giros de argumento, marca de la casa del autor, que debo reconocer que me han sorprendido gratamente.
Es una historia más plural, aparecen nuevos puntos de vista que creo que hubiesen aportado mucho más si se hubiesen utilizado en las novelas anteriores. Aunque la historia queda cerrada, se dejan algunas puertas abiertas a una posible continuación.

En definitiva, una saga de novelas breves de lectura ágil que presenta aspectos originales en el subgénero de la space-opera. Creo que el producto sería mejor en formato novela única y con una reestructura de lo que se presenta en la novela central de la trilogía, pero si buscáis entretenimiento lo vais a encontrar con toda seguridad.

domingo, 11 de febrero de 2018

Las tres muertes de Fermín Salvochea - Jesús Cañadas

Son raras las ocasiones en mis redes sociales en que las críticas son tan unánimes  respecto la calidad de una novela  como ha pasado con Las tres muertes de Fermín Salvochea, de Jesús Cañadas. En estas situaciones a veces el cuerpo me pide ser la nota discordante, ni que sea para provocar polémica, pero esta vez no podrá ser, ya que la historia me ha gustado mucho.
La novela está ubicada en Cádiz, ciudad natal del escritor, y amalgama algunos de sus misterios y leyendas con personajes históricos, consiguiendo crear una trama muy interesante y difícil de dejar. La historia está estructurada en dos líneas temporales. En la primera acompañaremos a Juaíco (un pícaro barbero amante del vino, el juego y las mujeres) en sus aventuras junto al recién elegido alcalde, Fermín Salvochea, que por las noches resulta ser un cazavampiros, una extraña mezcla entre el Sherlock Holmes y el Van Helsing de las más recientes adaptaciones cinematográficas.

La segunda trama transcurre unos 30 años después, y los protagonistas son un grupo heterogéneo de pre-adolescentes (entre los que está el hijo de Juaíco), que se verán envueltos en algunos de los peligrosos misterios que oculta la ciudad, como si no tuvieran suficiente con los problemas que acarrea su edad y estatus social. Esta segunda parte recuerda irremediablemente a las correrías de los protagonistas de historias del estilo de los Goonies, It, Los tres investigadores o la más reciente Stranger Things.
Las dos tramas están interconectadas y me ha gustado mucho cómo hace las transiciones de una a otra, y cómo consigue integrar la más antigua en la moderna. La historia comienza tranquila, y durante unas 60-80 páginas es más una historia costumbrista que una historia de terror y fantasía oscura. En esta primera parte es donde más luce según mi opinión la prosa de Jesús Cañadas. Después, el frenesí de la acción y el ritmo elevado que coge la novela enmascara el estilo literario, como lector estuve más pendiente del qué que no del cómo, y es una lástima, porque disfruté mucho del cómo durante la primera parte.
Quiero destacar también la construcción de los personajes, muy diversos, carismáticos y a los que inevitablemente coges cariño. Es fácil tomar partido por los perdedores.  
A nivel más anecdótico, aunque ayuda a la ambientación, el autor utiliza expresiones coloquiales y argot típico de la ciudad. El libro viene acompañado de un glosario final, así como de un mapa de la Cádiz de principios de siglo, aunque ni el primero ni el segundo son necesarios para seguir sin problemas la historia.
La principal pega que le pongo a la novela es que abusa del recurso de la aparición sorprendente de un personaje que le salva la papeleta a otros en situaciones de peligro. Y, aunque esto es más personal, el ritmo se acelera demasiado en la parte final para que todas las piezas acaben encajando. 

En definitiva, os la recomiendo sin ninguna reserva: es entretenida y divertida muchas veces, dura, cruda y sin concesiones otras, y adictiva durante todo el tiempo. No me seáis saboríos y dad una oportunidad a esta novela. Es un bastinazo y vale realmente la pena. 

sábado, 3 de febrero de 2018

Semiosis - Sue Burke

Según nuestra amiga wikipedia lsemiosis es cualquier forma de actividad, conducta o proceso que involucre signos, incluyendo la creación de un significado. Es un proceso que se desarrolla en la mente del intérprete; se inicia con la percepción del signo y finaliza con la presencia en su mente del objeto del signo.

Es un buen título, muy llamativo (como la portada) y que tiene relación con el contenido principal de la novela: la comunicación entre diferentes formas de vida y la dificultad que conlleva. Pero cuidado, la comunicación no es el tema exclusivo: también es una novela de primer contacto, de supervivencia, de misterio, de especulación social y biológica, de aventuras y exploración y incluso en algunos momentos tiene algo de novela de detectives. Como veis, es una novela muy rica, tanto por su contenido como por su estructura y organización, y la he disfrutado mucho.
El escenario de la novela es el planeta Pax, con unas condiciones relativamente parecidas a las de nuestro planeta, al que llega una nave de colonización con 50 colonos dispuestos a establecer una nueva sociedad muy diferente a la de la Tierra. Pronto se darán cuenta que las acciones necesarias para su supervivencia ocupan casi todo su tiempo, y que las cosas no son tan fáciles como parecían en la distancia. 
Pax es un planeta mucho más viejo que la Tierra y está poblado por especies animales y vegetales, con las que tendrán que interactuar, y los colonos pronto descubrirán que no son los únicos que han visitado el planeta.
La novela está estructurada en relatos narrados en primera persona por diferentes personajes de diferentes generaciones de colonos, y incluso de algunos de los habitantes oriundos de Pax. Sue Burke consigue dar una voz personal a cada narrador, y un punto de vista diferente de la sociedad de Pax dependiendo de la generación a la que pertenece cada personaje, cosa que tiene mucho mérito. Me ha gustado también como algunos personajes (incluso los narradores) aparecen en más de un relato y como cambia la visión de sus acciones y de su personalidad dependiendo del narrador.
Cada historia tiene una trama central diferente y trata de un problema al que se tienen que encarar los colonos. Estos problemas también van evolucionando a medida que  la colonia está más asentada y pueden aparecer el arte, el ocio, o los protagonistas pueden dedicar tiempo a la exploración de su entorno. Como he comentado con anterioridad, incluso el género de cada relato relatos es diferente: de misterio, de exploración, de aventuras...

En definitiva, una novela totalmente recomendable. Muy variada, entretenida, sorprendente y llena de detalles muy interesantes a muchos niveles, pero especialmente en temas de comunicación, biología, etología y ecología (aunque debo admitir que me queda alguna duda a nivel científico, sobre todo referente a los problemas de la endogamia).
Estoy convencido que oiremos hablar de ella en las nominaciones de las novelas de este año y no descarto que alguna editorial se plantee su traducción al castellano. 
Si he conseguido despertar vuestro interés os recomiendo que echeis un vistazo a la web de la novela, donde podréis leer el primer capítulo. El final deja abiertos algunos misterios y promete una continuación. Que cuenten conmigo para volver a Pax.  

miércoles, 31 de enero de 2018

Éxodo - David Luna

Ya he comentado en varias entradas anteriores que me encanta que en los dos últimos años haya aparecido una nueva tendencia en el mundo editorial que está dando mucha importancia a las novelas cortas. El caso que hoy nos ocupa, la editorial Apache y su colección Biblioteca de ciencia ficción en español, tiene la particularidad que las novelas que publican han ganado el Premio UPC o el Alberto Magno. En esta colección encontraréis novelas muy divertidas, como Superextragrande de Yoss, o una obra maestra de la ciencia ficción como Mala Racha de José Antonio Cotrina.

La protagonista de esta entrada es la última ganadora del Premio UPC: Éxodo (o como salvar a la reina) de David Luna. 
En un futuro lejano la humanidad ha conseguido llegar a las estrellas y colonizar un planeta que hemos llamado Zigurat, pero la fauna y la flora autóctonas, de gran tamaño, no facilitan demasiado la labor. A lo largo de las generaciones los grupos humanos han evolucionado hasta una estructura social y reproductiva parecida a la de una colonia de abejas o hormigas, con castas de guerreros, exploradores, clérigos, y una reina que tiene en exclusiva en la colonia la capacidad reproductiva. 
La historia se centra en la migración que debe efectuar uno de los grupos hacia latitudes superiores del planeta para intentar compensar el incremento de la temperatura durante el cambio de estación. El narrador en primera persona de la novela es el jefe de seguridad de la colonia, y, aunque insiste en repetidas veces que los protagonistas son humanos, se me ha hecho difícil visualizarlos como tales. Los cambios fisiológicos y de comportamiento que presentan, cómo se relacionan con los (enormes) habitantes originarios del planeta, su alimentación, su reproducción... durante gran parte de la historia he imaginado a los protagonistas como una mezcla entre humano y himenóptero un poco extraña. Creo que es un acierto de la ambientación, que es uno de los puntos fuertes de la historia, aunque no el único.
Es una novela corta adictiva, difícil de dejar, de ritmo altísimo y que no da tregua al lector en ningún momento. Una mezcla muy interesante y equilibrada de especulación, acción y misterio. Os la recomiendo sin ninguna duda.

Si he conseguido despertar vuestra curiosidad, tenéis la oportunidad de catar la historia a ver si os convence, ya que en la revista Windumanoth se ha publicado el primer capítulo de la novela, y os aconsejo también que echéis un vistazo a la elaboradísima (como siempre) reseña de Esteban Betancour en su blog. Por mi parte, continuaré pendiente de los nuevos proyectos de David Luna

domingo, 28 de enero de 2018

La casa de arenas movedizas - Carlton Mellick III


Quería empezar esta entrada con una definición del género bizarro, pero me ha costado horrores encontrar una que sea breve y concisa, así que para conocer mejor los orígenes y fundamentos de este movimiento os recomiendo que visitéis la página de la editorial Orciny Press, o leáis el artículo que publicó Hugo Camacho (que es el editor y traductor de la novela) en el número 5 de la revista Supersonic. 
Yo los he leído para intentar discernir porque esta excelente novela debe ser considerada dentro de este género y no dentro de la ciencia ficción o el terror, por ejemplo. Algunos de los puntos los comparto, aunque otros me chirrían un poco. Pero no quiero perderme en disquisiciones sobre géneros literarios, no sea que con la tontería os haga perder ni un solo ápice de interés por esta fantástica novela.

La casa de arenas movedizas de Cartlon Mellick III tiene como protagonistas a una pareja de hermanos: Polly, la hermana mayor, con cuernos y pelo verde, que está entrando peligrosamente en la pubertad y Pulga, un chico de ocho años que es el narrador principal de la historia. 
Los hermanos viven en una guardería, de la que nunca salen, al cuidado de una tata. Asisten a la escuela, pero se desplazan hacia allí por teletransportación. Y es que tras las puertas de la guardería y en los estrechos espacios de ventilación tras las paredes hay unos misteriosos y peligrosos seres que los acechan. 
Con la ayuda de la tata y de las máquinas que les proporcionan alimento y vestido van creciendo con comodidad y con la esperanza de que sus padres, que viven también en el edificio, tengan un momento en sus ajetreadas vidas para venir a visitarles y así puedan conocerles. Pero la rutina y la comodidad se verán truncadas cuando las máquinas empiecen a fallar y se vean obligados a salir de su refugio para poder sobrevivir, empezando así un viaje terrorífico por la mansión de sus padres.
Y hasta aquí puedo leer... mejor que no comente nada más sobre el argumento, ya que una de las grandes virtudes de esta novela es precisamente la capacidad de sorprender al lector (el llamado "sense of wtf" ) y sus giros argumentales. 

Las continuas sorpresas y el estilo del autor, muy directo, provocan que sea una historia altamente adictiva y que, gracias a su brevedad, se devore en un par de sentadas. También ayuda que es muy variada; hay momentos de suspense, de acción, de aventura, de explicaciones sorprendentes... Los protagonistas están muy bien caracterizados, carismáticos, y los vamos a seguir en el que será uno de los ritos y retos más importantes de su vida, seremos testigos de un proceso de crecimiento y maduración.
En definitiva, que la mezcla está muy bien hecha y el producto final os lo recomiendo sin ninguna duda. Un aplauso a la valentía y el acierto de las apuestas editoriales de Orcinny Press. Continuaremos pendientes de su catálogo.

martes, 23 de enero de 2018

Simulaciones de vida - Enric Herce

NOTA: Esta es una actualización de la entrada sobre Simulaciones de Vida (que realicé hace tres años) debido a la publicación de esta estupenda novela en castellano por la editorial Wave Books, con traducción del propio escritor. Como veréis, por una vez la intuición me ha funcionado.

Me hace ilusión este año traer algo más de literatura escrita en catalán al blog y decidí probar (después de chafardear toda la oferta editorial en mi librería favorita) con Simulacions de Vida, de Enric Herce. 
La novela está situada en un futuro cercano muy parecido al nuestro, pero el autor va mostrando pequeños detalles de nuevas tecnologías que indican claramente que no estamos en nuestra época. Creo que presentar el world-building no es la preocupación principal de Herce, nos va mostrando las diferencias con nuestra realidad con cuentagotas y como si no fueran importantes para la trama. 

La principal tecnología, protagonista de la historia, es el log. Un log es un aparato electrónico portátil que permite la comunicación con otros aparatos, funciona como gps, permite transacciones económicas, controla otros dispositivos electrónicos... Es una evolución de los smartphones que llevamos todos en el bolsillo, vaya. Hace unos 15 años este aparato podría resultarnos sorprendente, ahora me ha parecido un siguiente paso bastante lógico de lo que podríamos usar dentro de pocos años al ritmo que avanza este tipo de tecnologías. 
Cada capítulo está encabezado por un acrónimo relacionado con lo que va a contar (un punto interesante) y narrado desde el punto de vista de un protagonista diferente. Pocos de los protagonistas repiten capítulo, de forma que la trama avanza de manera tangencial a los personajes, cosa que en algún momento dificulta captar la globalidad de la historia. A mi me ha gustado este recurso, pero puedo entender que sea un factor que provoque que algunas valoraciones no sean tan buenas como la mía.
La mayoría de personajes están relacionados entre ellos, también de una forma tangencial y la manera cómo Herce lo ha ideado y lo vamos descubriendo es de lo que más me ha gustado y valoro de la novela. He disfrutado mucho más de la lectura de la presentación de la trama y los personajes que de la resolución, un poco precipitada para mi gusto.
He estado dudando de calificar la novela como fix-up, porque los capítulos tienen una entidad bastante independiente (y destaco la capacidad del autor de crear una historia de cada personaje en tan pocas páginas), pero lo he descartado porque creo que tienen demasiada relación entre ellos, sobretodo hacia el final de la novela. 

Total, que la historia me ha gustado mucho y aunque la parte final no me ha convencido del todo, os la recomiendo sin ninguna reserva. Voy a estar pendiente de las próximas publicaciones de Enric Herce, y incluso me atrevo a proponerle que se plantee una traducción al castellano de la novela para que pueda llegar a más público; creo que tiene suficiente gancho y calidad para intentarlo (y si hay por aquí alguna editorial avispada y en busca de nuevos autores, también se lo recomendaría).

sábado, 20 de enero de 2018

El portal de los obeliscos - N.K. Jemisin


Es bastante habitual que el segundo libro de las trilogías sea el más flojo, que sea un interludio entre la presentación y la culminación de la historia. He escrito bastantes entradas en el blog que podrían ser un buen ejemplo, pero la de hoy claramente no. El portal de los obeliscos, la segunda parte de la trilogía de la Tierra Rota, de N.K. Jemisin, me ha gustado más que la primera parte, La quinta estación. No me sorprende que haya ganado el premio Hugo a la mejor novela, igual que su antecesora, hecho muy extraño reservado solo a las andanzas de Ender y a las de Miles Vorkosigan
La historia es muy especial, por lo que cuenta y por como lo cuenta. El estilo de la autora es particular, con mucha importancia de las frases cortas y el uso de la segunda persona para narrar las aventuras de uno de los personajes que desconcierta un poco al principio.
Aunque lo más especial seguramente es el escenario que ha creado Jemisin. La Quietud es un mundo sometido a impresionantes fuerzas tectónicas que provocan muy a menudo fenómenos geológicos catastróficos que generan  las Estaciones, períodos de escasez en los que cada comunidad debe sobrevivir de manera independiente. Gran parte de la cultura de este mundo está basada en esta supervivencia, y incluso existen consejos y procedimientos establecidos para actuar rápidamente y con eficacia en estas situaciones. Algunos de los habitantes de este mundo, los Orogenes, tienen la capacidad de percibir, encauzar y modificar las fuerzas tectónicas. Sus poderes generan terror en la población normal, y su existencia sólo es permitida si están sometidos y controlados. La primera novela se inicia en el comienzo de una de estas estaciones.

Ojo, a partir de este momento hay algún spoiler de la primera parte, pero no de la segunda.

La historia al principio pierde la frescura y la sorpresa de las diferentes voces que tenía la primera parte, y dado que todos los personajes acaban coincidiendo en Castrima, la extraña comu que acoge tanto a orógenes como a táticos, también el escenario se reduce. Pero Jemisin nos sorprende con la inclusión de nuevos personajes (a destacar la historia de Nassun, la hija perdida de Essun) y de nuevos misterios y conspiraciones para desentrañar. Me ha gustado mucho el toque "científico" que le da al origen de la situación que se plantea en la historia y que en algunos casos me hace dudar si ver esta novela como fantasía o como ciencia ficción.
El primer volumen lo leí en inglés y tenía mucha curiosidad por ver si la traducción mantenía otra de las gracias de la novela, la riqueza del vocabulario y el uso del argot relacionado con la orogenia y la geología. David Tejera ha hecho un trabajo fantástico en este aspecto, y no ha debido ser fácil.


En definitiva, si os gustó la primera parte estoy convencido que El Portal de los Obeliscos no os decepcionará: personajes fuertes, una historia llena de misterios, acción emocionante pero con mesura (aunque los orógenes gestionen poderes espectaculares) y todo situado en un espectacular universo del que sólo vemos una parte. Tengo muchas ganas de leer The Stone Sky, la culminación de la saga, aunque me escama que las valoraciones sean más bajas que las de las dos novelas anteriores... Espero que en breve aparezca por aquí.